Los 5 puntos principales en los que el usuario se fija al elegir un centro deportivo o boutique fitness

By FITCO - August 12, 2019

 

¿Qué es lo que los usuarios buscan en un centro fitness para inscribirse? Hoy te contaremos los puntos principales al elegir un centro deportivo o un gimnasio boutique.

Este cambio de foco te permitirá ponerte en el lugar de tus prospectos y comprender lo que para ellos es importante y les ayuda a la motivación y aquello por lo que pueden prescindir. 

Además de ayudarte a mejorar la experiencia del cliente y reforzar la cultura en tu centro fitness, esta experiencia es como un viaje en el tiempo que te permitirá proyectar tu gimnasio hacia el modelo de centro de actividad física que el usuario actual busca. 

Para empezar... ¿Existe diferencia entre un gimnasio normal y uno boutique?

Sí, existen grandes diferencias y  las vamos a conocer antes de saber qué busca un usuario de cada una de estas modalidades en centros de bienestar físico. 

Diferencia entre un gimnasio normal y uno boutique

- Tamaño

Para saber cómo elegir un centro deportivo, primero es necesario saber en qué ámbito nos queremos mover y qué clase de trato deseamos recibir. A los efectos de recibir una óptima experiencia, como cliente soy responsable de mis elecciones. Por ejemplo, si elijo un gimnasio boutique, no debería quejarme por la falta de espacio, ya que esta es una diferencia entre un gimnasio normal y uno boutique. Mientras que un centro deportivo se destaca por su tamaño colosal, un gimnasio boutique destaca su valor dentro de un metraje cuadrado más reducido, ya que apunta al siguiente punto. 

- Especificidad:

Otra diferencia entre un gimnasio normal y uno boutique es justamente la especificidad. Esto divide a ambas modalidades de gimnasios en opuestos, así como en el hecho de que cada uno de ellos brinda una experiencia del usuario muy diferente de la otra. El valor de un gimnasio boutique es brindar una o, en su defecto, muy pocas actividades. Estamos en la era de los centros de pilates, los estudios de aeróbics y los boxes de entrenamiento funcional o Crossfit. En cambio, los gimnasios normales ofrecen una variada gama de actividades. De este modo, sus socios los buscan por su variedad. Es fundamental tener esto en mente a la hora de decidir cómo elegir un centro deportivo.

- Cantidad de socios:

El gran tamaño de los gimnasios comunes no es casual, sino que necesitan de un metraje extra para alojar su maquinaria, tanto de pesas como de actividad cardiovascular. Esto los lleva a poder prescindir de instructores en ciertos momentos del día, ya que no es necesario ofrecer clase tras clase por el mero hecho de estar abierto. La experiencia del cliente también se basa en asistir pura y exclusivamente para usar las máquinas. Esta diferencia entre un gimnasio normal y uno boutique vuelve a dividir las aguas y hace que el boutique pueda mantener su rentabilidad sin necesidad de contar con muchos socios, algo que para el común sería imposible. 

- Eje:

Otro dato al saber cómo elegir un centro deportivo es tomar en cuenta el valor que cada uno de ellos ofrece. El gimnasio boutique se centra en sus actividades y, por ende, en sus instructores. Por otra parte, el gimnasio común ofrece una excelente experiencia a través de maquinaria de vanguardia. 

Esta diferencia entre un gimnasio normal y uno boutique lleva a que este último necesite apoyarse mucho más en los instructores, mientras que el primero puede no preocuparse tanto por el hecho de contar con la maquinaria para que la experiencia del cliente sea creada por cada socio de forma individual.

- Cercanía con los socios:

De todo lo anterior, se desprende fácilmente que la experiencia del cliente de un gimnasio boutique es sumamente cercana, ya que es contenido y tratado como si fuera parte de una familia. Es aquí que radica una importante diferencia entre un gimnasio normal y uno boutique: en que el personal y directores del primero, no llegan a conocer a todos sus socios. 

 

Veamos ahora cómo elegir un centro deportivo - ¿Qué busca tu buyer persona?

 

5 Aspectos que busca el usuario del gimnasio común

 

1) Cercanía: la experiencia del usuario que buscan tus socios es la cercanía. El 90% de las personas que van al gimnasio trabajan, y muchas de ellas bastante más que ocho horas. Por lo tanto, por muy buena que sea tu propuesta, es difícil que atraviesen la ciudad para llegar a ti. Es por esto que es muy importante concentrarte en hablarle en tus campañas publicitarias a la gente de la zona. 

 

2) Una propuesta actualizada: otra experiencia del usuario que se busca es la de poder acceder a lo último en el fitness y el entrenamiento físico. Si vamos a ofrecer la legendaria gimnasia jazz de los 80's, tenemos que tener muy en claro que es una propuesta retro, por lo que deberemos tener el público esperando por la propuesta, nunca al revés. 

 

3) Sucursales: esta es una gran diferencia entre un gimnasio normal y uno boutique, ya que este último no incluye sucursales. En cambio, si tu gimnasio es bueno y su propuesta atrae, muchas personas querrán acceder a él, por lo que tendrás que acercárselo a la gente. Por otra parte, el gimnasio que cuenta con sucursales ofrece la experiencia del cliente de poder acceder a varios centros de la ciudad, pudiendo elegir el que más le convenga según el punto de la ciudad en el que se encuentra. 

 

4) Personal capacitado: los socios de un gimnasio grande no pedirán tener tanta calidez, pero sí profesionalismo. Buscan resultados y quien esté a cargo deberá ser capaz de indicarle cómo lograrlos. 

 

5) Trato profesional: esta es una marcada diferencia entre un gimnasio normal y uno boutique es que el socio del primero no va al gimnasio a que el instructor o personal trainer le pregunte de su vida, sino para que le indique qué comer para hipertrofiar. Este requerimiento te llevará a establecer políticas de respuesta y códigos de conducta que marquen el límite exacto hasta dónde llegar con los socios. 

 

5 Aspectos que busca el usuario del gimnasio boutique

 

1) Privacidad: esta diferencia entre un gimnasio común y uno boutique establece que el socio de este último no busca exponerse, sino practicar una actividad que le fascina y que representa su cable a tierra. 

 

2) Trato cercano y contención: la experiencia del usuario en este caso tiene que ser lo más cercana posible. Prepara a tus instructores para que hagan el rol de amigos y hasta de psicólogos muchas veces, el punto es crear una estrategia omnicanal, si no sabes qué es esto te recomendamos leer nuestro blogpost.

 

3) El “cómo” más que el “qué”: a estos socios les interesa beneficiarse de cómo usas lo que tienes, no tanto de que continúes adquiriendo materiales de vanguardia que ningún instructor sepa usar. 

 

4) El valor de una única actividad: puedes ofrecer dos o tres actividades, pero ten presente que estos socios, cuando piensan en cómo elegir un centro deportivo, valoran poder hallar una rutina para encontrarse con lo que tanto les gusta hacer. 

 

5) Deslindarse de la mensualidad: por último, otra experiencia del cliente que propone esta modalidad de gimnasio es que el usuario puede pagar por lo que usa, no viéndose obligado a abonar una mensualidad fija. 

Todo esto es lo que piensan tus socios y prospectos cuando piensan en cómo elegir un centro deportivo.

Nueva llamada a la acción
Comentarios

Te entregaremos contenido 100% relevante para tu gimnasio y centro fitness