¿Cómo competir contra gimnasios low cost?

By FITCO - January 23, 2020

Los gimnasios Low Cost son una propuesta que han dado mucho hablar en el sector fitness desde algunos años y ha causado preocupación entre los grandes centros deportivos. La razón de esto es no saber cómo competir contra los precios bajos que estos ofrecen. Lo realmente preocupante es que muchos usuarios se terminan cambiando. Con Fitco aprenderás cómo competir contra centros fitness o gimnasios low cost en la comunidad fitness.

¿Qué son los gimnasios Low Cost?

Son establecimientos amplios con equipos para distintas actividades deportivas. En ellos se llevan a cabo clases grupales de distintas disciplinas con una participación elevada de personas dirigidas por un entrenador. Su principal característica es que son económicos, con precios que rondan los 20 USD la mensualidad en Latinoamérica y en Europa unos 22 EUROS.

Los gimnasios Low Cost ofrecen clases en horarios flexibles ya que una de sus prioridades es estar disponibles para los clientes en cualquier momento. Su debilidad es que acogen a tantos socios que los entrenamientos no son personalizados. Mas bien, son rutinas en las que tienen que seguir al entrenador. Al igual que los centros deportivos convencionales ofrecen entrenamiento personalizado pero la calidad de estos es más baja.

Es en este punto donde se diferencían ambos, en la calidad de servicios que ofrecen a los usuarios. Este no parece ser un problema para los clientes que buscan un gimnasio económico ya que la diferencia de precio pesa más que la calidad del entrenamiento y el trato personalizado.

La irrupción de estos gimnasios baratos en el mercado ha desatado controversias entre el sector fitness común sobre cómo competir contra precios bajos para mantener la clientela y conseguir más usuarios

Las estadísticas indican que este tipo de gimnasio es el de más rápido crecimiento sin llegar aún a saturarse por la alta oferta. Esto se debe a que otra característica importante de ellos es que buscan establecerse en cualquier zona para luego apoderarse de los clientes que viven cerca.

¿Por qué no reducir el precio?

Si entendemos que el principal problema que nos generan los gimnasios Low Cost es la competencia del precio, no parece fuera de lugar pensar en reducir los precios de las tarifas aunque esto no es para nada una solución. Si bien las promociones gym son una de las claves para captar nuevos clientes, bajar los precios al nivel de los gimnasios comunes no te garantiza estabilidad de usuarios y mucho menos financiera. 

Al competir con los precios bajos reduciendo las mensualidades de los socios, prepárate para enfrentar reformas administrativas en tu centro. Al bajar la cuota el número de socios que necesitas para generar la misma cantidad de ingresos aumenta considerablemente, a lo que se le suma una cantidad de trabajo extra. Los entrenadores tendrán que realizar más clases a la semana con un registro más grande de participantes que llenar por lo que también será necesario pagarles más o contratar algunos nuevos.

Esto significa que el volumen de usuarios que se sumen a tu gimnasio debe ser igual o mayor al porcentaje que rebajas para competir con los precios bajos. Más allá de que las deudas en teoría puedan ser pagadas y que un mayor número de entrenadores sean capaces de llevar a cabo esta tarea, los ingresos nuevos no son tan fáciles de conseguir por este medio. Los descuentos en gimnasios para que sean atractivos deben ser lo suficientemente altos como para causar impacto.

¿Cuáles son los riesgos de bajar las cuotas de tu gimnasio?

Aún así corres el riesgo de quedar fuera del negocio de los gimnasios si tu competencia aplica una rebaja como estrategia para competir contra precios bajos. Ellos podrían hacer recortes en su tarifa para hacerla más atractiva hacia los clientes. En este caso un low cost gimnasio barato sólo tendría que reducir su tasa en un porcentaje pequeño para superar tu oferta.

Como consecuencia de esta mala jugada, los integrantes actuales de tu club y pagarán menos que antes por el mismo servicio. Asimismo perderás la posibilidad de generar nuevos socios porque tu club será "otro más".

Lee también: Gimnasios boutique

Al buscar un gimnasio de bajo costo los clientes saben qué tipo de centro esperan obtener por su dinero, lo que hace difícil impresionarlos con una simple rebaja de un centro deportivo multifuncional. Están preparados para hacer parte de un centro con una estructura simple y una comunidad específica. Por eso, para competir contra precios bajos será necesario tomar otras medidas.

Define el tipo de usuario de tu centro deportivo

Está claro que los usuarios que se inscriben en los gimnasios Low Cost buscan ante todo ahorrar algún dinero por lo que aceptan un servicio más básico. Estos son tan sólo una parte del público al que tu centro es capaz de acoger. 

En consecuencia, la primera estrategia para competir contra precios bajos es dirigirte hacia un público dispuesto a pagar más por una mejor experiencia. Una consecuencia de subir la categoría de tu gimnasio es elevar los costos. Esto suena contradictorio. Lo sabemos. Por eso te lo explicaremos en el siguiente párrafo:

Un público con una capacidad monetaria mayor es capaz de costear mejoras en las instalaciones que le hagan sentir una experiencia más profesional. En este caso se trata de apuntar tu negocio hacia una forma totalmente diferente de los Low Cost con un entrenamiento personalizado. Al subir la tarifa, tu número de clientes se mantendrá con los asiduos a tu marca si los incentivas con los nuevos beneficios que tendrán.

De esta manera convertirás a tu público anterior a una clientela interesada en pagar más por tus servicios. Ellos serán entonces los primeros en probar tus nuevas medidas para competir contra los precios bajos. El siguiente paso es incorporar las mejoras en tu marca que aumenten la calidad del entrenamiento que reciben tus socios.

Estas son algunas mejoras que te ayudarán a competir con los precios bajos:

- Aumentar la calidad de los entrenamientos

Ante todo, los usuarios se fijan en los comentarios de otros usuarios para medir la calidad de un centro deportivo. Por ello, renovar las clases es el primer paso para crear una experiencia superior que te distinga. Esto pasa por dos aspectos fundamentales en todas las cadenas para gimnasios: los equipos y los entrenadores. 

El primer aspecto parece ganado de antemano en la batalla con los Low Cost aunque en la mayoría de estos no se usa material de gimnasio barato. El bajo precio de sus membresías no se debe a esto, ya que por lo general en este tipo de establecimientos sus equipos son de buena calidad, por lo que necesitarás invertir más. 

No se trata sólo de comprar equipos caros o últimos modelos de los ya convencionales sino aquellos que les den alguna ventaja a tus socios para alcanzar sus metas. Entre estos destacan los medidores de masa muscular usados por atletas de musculación, las piscinas de recuperación y los equipos de fisioterapia, dependiendo las disciplinas que impartas.

Es necesario que los entrenadores se especialicen constantemente en las tendencias fitness que se están desarrollando para que los demás gimnasios no se lleven a tus alumnos. Al contrario, lo que realmente necesitas es atraer cada vez más que abras una nueva clase.

- Que los instructores de tu centro fitness marquen la diferencia

De igual manera es necesario que el nivel de ejercicio que los instructores les impartan a tus socios sea ahora mayor que el que antiguamente recibían de ellos. Para esto las clases de especialización en todas las áreas que los profesores venían desarrollando en tu centro también necesitan actualización.

Al aprender las nuevas técnicas para desarrollar sus rutinas, los clientes sienten que el servicio que están recibiendo no se queda estancado como en los demás. De esa forma conseguirás reconocimiento entre la comunidad fitness.

Asimismo ampliar los servicios de tu gimnasio es una forma de generar un estatus alto entre la clientela fitness. Un usuario se siente más atraído hacia un centro deportivo que complementa sus ejercicios con actividades de ocio o salud. Convierte tu gimnasio en más que un lugar para competir contra centros bajos incluyendo un "snack-bar" donde tus usuarios socialicen después de cada sesión de entrenamiento.

Lee también: 8 recomendaciones para brindar una increíble experiencia al cliente en tu centro fitness

Otros complementos para aumentar la calidad con respecto al fitness económico es ofrecer atención médica especializada para tratar las lesiones de tus atletas dentro de tu centro. Por otra parte, si el espacio de tu centro lo permite, añadir una cancha deportiva hará que tus socios pasen más tiempo en tus instalaciones practicando otra disciplina como diversión.

- Diferenciarse para ganar más usuarios

Es necesario que la estructura de tu gimnasio cree una experiencia visual diferente a la de la competencia. Crear ambientes diferentes y estimulantes donde practicar ejercicio es una clave para competir con los precios bajos de otros gimnasios. Para ello necesitarás rediseñar el interior de tu gimnasio con una temática que sea atractiva para los deportistas y los haga sentirse identificados. 

Un gimnasio visualmente atractivo, basado en detalles de arte moderno, vitrales, colores vivos y otros elementos poco frecuentes de ver en ellos llamará inmediatamente la atención de los posibles usuarios. No es necesario que remodeles toda la arquitectura del sitio sino que escojas un tema que te represente para desarrollar toda una estética. 

Realiza un análisis del promedio de edad y profesión en tu centro deportivo para crear una propuesta que les resulte interesante. Las posibilidades son infinitas. Son mejores las más radicales como la estética Zen en los gimnasios de Yoga, lo retro en los gimnasios para adultos o la Smart si te ubicas dentro de un sector financiero.

- Crece como marca

En un mercado fitness cada vez más dividido llegar a un usuario es una tarea más difícil. Para esto es necesario contar con una identidad fuerte que se exprese en el logotipo de la institución, en su slogan y medios publicitarios. Será necesaria una estrategia de marca de tu gimnasio que destaque tu propuesta de valor por encima de los demás centros.

Comienza por el logotipo de tu institución ya que este es la cara que le das a tus servicios al momento de presentarlos a los usuarios. Estudia las últimas modificaciones de cadenas de gym reconocidas en otros países para aplicar una cambio similar que refuerce tus remodelaciones. Toma en cuenta otros artículos deportivos como zapatos, ropa e implementos de valor que consideres que su logo cause impacto para tu estudio.

En el ámbito deportivo lo simple es lo que termina resaltando así que no exageres con una marca que contenga miles de detalles, es mejor que tu logo se reconozca en cualquier lugar. De igual manera tu slogan debe ser una frase sencilla que refleje la experiencia de entrenamiento que los usuarios obtienen al inscribirse en tu gimnasio. Posteriormente distribuye la frase por redes sociales, posters y avisos para que se cree la relación con tu centro.

Por último, necesitas una campaña publicitaria que llegue a la mayor cantidad de posibles usuarios nuevos por lo que la publicidad convencional no bastará. Resalta los beneficios de tu centro con un diseño de calidad que refleje el nivel de los servicios que ofreces.

- Crea una identidad digital y contenido especial

Amplía el alcance de tu gimnasio con estrategias de marketing digital que se conecten entre sí con información de interés para la comunidad fitness. Estos contenidos posteados en redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram o en tu blog generan posibles clientes que no están enfocados en buscar gimnasio sino información que complemente su estilo de vida

También es una estrategia de difusión de tu centro debido a que los usuarios se registran en tus cuentas para recibir estas notificaciones y las comparten con sus amigos. Creando así una cadena de terceros que difunden información sobre tu gimnasio con más personas. Esta es una forma de ganar popularidad como gimnasio que necesitas aprovechar mostrando la calidad de tus entrenamientos, tus equipos y la infraestructura de tu gimnasio.

- Implementa tecnología

Otra forma de competir contra precios bajos de los Low Cost es integrando un sistema y software online para tus socios, con la cual podrás ofrecer a tus usuarios la oportunidad de reservar clases, comprar membresías, consultar los progresos de su entrenamiento, recibir consejos de sus entrenadores, organizar su horario y mucho más por medio de una aplicación móvil y también por medio de una página web.

Con estas herramientas de tecnología mejorarán la experiencia de tu gimnasio, lograrás diferenciarte de la competencia y también crear una comunidad inigualable entre tu centro y tus usuarios.

 

Aplica nuestras recomendaciones para competir contra los precios bajos de los gimnasios Low Cost. Apuesta por mejorar la calidad antes de bajar los precios de tu establecimiento enfocándose en un público que busque una experiencia personalidad a la hora de entrenarse. Conoce más sobre el software de Fitco y su app para fortalecer tu marca digital. 

Nueva llamada a la acción
Comentarios

Te entregaremos contenido 100% relevante para tu gimnasio y centro fitness