¿Estás listo para abrir una nueva sede de tu gimnasio?

By FITCO - January 09, 2020

El mercado fitness está en escena, por lo que invertir en un gimnasio es una muy buena opción. Si necesitas mayor espacio para atender nuevos clientes y cuentas con un capital suficiente, es el momento de analizar el mercado para determinar si es viable abrir una nueva sede para tu gimnasio.

En este artículo te hablaremos sobre en qué momento hace sentido abrir una nueva sede de tu gimnasio, los 10 aspectos claves a considerar antes de abrir una nueva sede de tu centro fitness, el presupuesto que necesitas tener y cómo marcar la diferencia.

5 aspectos claves a considerar antes de abrir una nueva sede de gimnasio

Estos aspectos indican cuándo es el momento de invertir en un gimnasio. Piensa que este será una nueva fuente de gastos y de responsabilidades por lo que es importante realizar una buena investigación de mercado y tener los recursos disponibles. A continuación, te diremos 10 aspectos claves a considerar antes de abrir una nueva sede de tu gimnasio.

1. Evalúa tus resultados actuales para deducir

En función de los resultados de tu gimnasio actual sabrás si es factible abrir otro centro deportivo. Considera que ya conoces cómo se comporta tu mercado, así que éste dictará si es necesaria tu expansión. Abrir un nuevo gimnasio debe responder a una demanda y tu experiencia actual será el instrumento de medición de esto.

Un balance financiero positivo indicará si es viable tu propuesta. Esto lo puedes apoyar con un análisis costo-beneficio, así sabrás si tendrás aceptación y que vale la pena invertir en un gimnasio. Según el estimado de ventas o la cantidad de miembros podrás calcular cuánto generarán en ganancias.

2. ¿Tu gimnasio funciona sin que estés presente?

Un nuevo gimnasio requiere mayor esfuerzo de tu parte. Es preciso delegar responsabilidades, designar a alguien que tenga la capacidad de dirigir por ti. En este punto eres un emprendedor que está buscando expandirse, tu trabajo operativo debe ser mínimo. Asimismo, necesitas un equipo de trabajo capacitado para administrar y guiar tus gimnasios.

3. ¿Tu negocio actual no se da abasto?

Esto significa que tu espacio y estrategia comercial no es suficiente para tu demanda. Este es el mejor indicativo de que hace sentido abrir una nueva sede para tu centro fitness. ¿Quieres saber por qué? Te los explicamos con palabras sencillas: tus clientes requieren mayor espacio para desenvolverse, tanto para realizar las actividades propias de las clases o entrenamientos como para socializar.

Si las clases que impartes tienen demanda en otra localidad, es decir, has identificado compradores potenciales de tu servicio fitness pero no tienes las instalaciones, es el momento de pensar en la apertura de otra sede para tu centro fitness.

Según el tipo de gimnasio o centro fitness la demanda de equipos varía. Si tu centro fitness es de clases multifuncionales o trabajas con suspensión, el aforo de tu gimnasio actual puede quedarse pequeño si tienes una gran cantidad de miembros registrados, ya que por muchos horarios y entrenadores que tengas disponibles siempre habrá un límite. 

4. Haz una correcta investigación de las nuevas ubicaciones

Las nuevas ubicaciones donde te planteas invertir en un gimnasio deben estar posicionadas en una zona con demanda para los servicios ofrecidos en tu centro fitness. Estudia todo el lugar, los negocios circundantes, el poder adquisitivo de los residentes, los posibles competidores y otros aspectos según la naturaleza de tu gimnasio.

Por ejemplo, la afluencia de personas, los sistemas de transporte, las universidades cercanas, ya que el tráfico de personas puede ser beneficioso para ti. El hacer una investigación de mercado es una guía valiosa en este punto.

Si el lugar elegido para el nuevo gimnasio es amplio y está en un piso superior, confirma que soporta el peso de los equipos. Igualmente que tus actividades no son contrarias a las de los lugares más cercanos. Por ejemplo, un gimnasio de artes marciales, MMA o clases de Zumba generará cierto nivel de ruido a determinadas horas que debes poder manejar sin problemas con tus vecinos. En el caso de los gimnasios tradicionales, se requieren espejos y una zona de aproximadamente 250 m2 según el post de Sport Solutions. 

5. Tener un capital suficiente

Sin capital o flujo de caja suficiente no debes expandirte. El capital lo es todo en este punto porque requieres una inversión fuerte que va desde el local hasta la fuerza laboral necesaria. Apóyate en inversionistas o con un préstamo bancario.

Los negocios de gimnasio tienen un retorno de  al menos $3,000 por cada 6 alumnos que tomen al menos 20 horas de entrenamiento mensuales, según el post basado en información de la Asociación Mexicana de Educación Deportiva. Considerando esta ganancia, que tiene deducido el costo por entrenador fitness, es rentable ampliar tu negocio fitness a otro gimnasio.

Para lograr dar ese paso y saber en qué momento hace sentido abrir una nueva sede de mi gimnasio ten el presupuesto listo para ello. Es allí donde tu balance financiero debe respaldar los gastos que tendrás. 

Para abrir un gimnasio en México se estima una suma aproximada de $500,000 MXN. Todo como resultado de la adquisición del local, maquinaria y recurso humano. Esto dependerá de la naturaleza del nuevo gimnasio que deseas abrir.

Esta cifra se incrementa si quieres abrir un nuevo gimnasio. Si es por ejemplo de fuerza una máquina de peso completa oscila entre $19,000 y $49,000 MXN, mientras que una de peso libre tiene un precio promedio de $20,000 pesos.

Si la naturaleza de tu nuevo gimnasio es funcional necesitarás accesorios, como pesas rusas, pelotas, wall balls, sacos, cuerdas, ligas, estanterías o estructuras para éstos. La inversión va entre los $150,000 a $300,000 MXN, teniendo en cuenta que el espacio necesario es de 100 m2 pero puede ser menor unos 50 m2, que suman otros $100,000 MXN. 

Modela o extrapola lo que ya tienes

Tu primer gimnasio es la base o guía para el segundo. Tú sabes cuál es el comportamiento de la clientela y eres un referente con tu marca, qué mejor ejemplo a modelar que tú mismo. Analiza las ventajas de tu negocio, y los métodos efectivos que has usado y extrapola tu plan de negocios.

Otra forma de enfocarlo es usando las redes sociales, haz campañas de lanzamiento iniciales ve mostrando tu marca, y con ayuda de los resultados de tu anterior gimnasio ve captando potenciales clientes. Si ya has tenido experiencia con un primer gimnasio sabrás que hacer y qué no hacer. Considera las redes sociales como una herramienta donde puedes lograr un alcance rápido y mayor. Promociona un evento por las RRSS de apertura creando una expectativa en los clientes.

Otro punto es la naturaleza de tu negocio inicial. Si tu negocio por ejemplo es MMA el segundo debe ser igual al menos que tengas la confianza, que tu alcance sea efectivo en otro ramo de tu gimnasio, para eso debes estar asesorado y contar con profesionales que te guíen.

Tu estilo de vida se verá afectado

Piensa que tu agenda será más ajustada. Gestiona tu tiempo para lograr que tu centro de entrenamiento o pueda surgir. Ya llevar un gimnasio demanda tiempo para las actividades que hasta pueden ser rutina, pero uno nuevo será mucho mayor. Emprender requiere dedicación, debes administrarte o asignar a un personal de confianza que guíe todo tan bien como tú.

Ten en cuenta que cometerás errores

Los errores te permiten aprender es por eso que los que hayas cometido úsalos como ejemplo para no volverlos a cometer. Apuesta colocando las probabilidades a tu favor, investiga, sé previsivo ármate de un equipo de confianza y profesional, que tu negocio sea una experiencia y no un dolor de cabeza, aprende de él y mejora.

Evita que estos errores representan altos costos en cuanto a tu gimnasio. Evidentemente quieres expandirte para ganar. Durante el proceso aprenderás y esos errores potenciarán tu gimnasio. 

Marca la diferencia

Tu centro de entrenamiento o gimnasio que tiene lugar como otra sucursal de tu negocio así como el primero, pero debe ofrecer un plus adicional algo diferente. Ten cuenta que ya estás dando ese paso, has reunido los requisitos y estás en esa localidad. Pregúntate qué es diferente y llama la atención del público de una forma creativa.

A la nueva sede de tu centro de entrenamiento le corresponderá proporcionar al cliente un confort inigualable así como un excelente servicio.

Cuando NO abrir una nueva sede de gimnasio

Como emprendedores queremos ir por todo. Tenemos esa sensación de control, las finanzas van muy bien, y todo fluye sin problemas en tu centro de entrenamiento. Pero esto no basta, muchas veces el riesgo es mayor al que creemos antes de invertir en un gimnasio. A continuación te presentamos 4 aspectos claves que indican cuándo NO abrir una nueva sede de gimnasio:

 

1. Dominar el manejo de personas

Si actualmente tienes un control de las personas que entrenan contigo no es necesario abrir una nueva sucursal. Considera este punto cuando quieras invertir en un gimnasio. Puedes usar herramientas tecnológicas para la gestión de clases e ir utilizando al máximo los tiempos por semana agenda de entrenamiento. Esto te permitirá ocuparse en actividades de supervisión.

2. Gastos por arrendar

Ten en cuenta que esta categoría requerirá pagar renta. Y si no tienes clientes irás en picada en vez de ascender en tu negocio. Esto ocurre porque las deudas de arriendo pueden ser asfixiantes, sin incluir el pago del personal.

3. No abras para que luego lleguen las personas

El paso de tener clientes es el más importante, si no lo haces y esperas abrir para conseguirlos, las personas no te identifica y tu gimnasio nuevo se la pasará solo, lo cual es grave para la inversión.

4. Si no has potenciado tu centro fitness actual

Potenciar tu negocio actual es más importante que abrir otro, donde estés al máximo de tus capacidades, necesites mayor espacio y otros aspectos relevantes.

Conclusión

Invertir en un gimnasio significa ampliar tu negocio. Haz una investigación, estudia la zona, define el tipo de gimnasio que quieres tener, habla con otros emprendedores de tu área, compra los equipos y alquila o compra el espacio que necesites. Amplía tu negocio, no te arrepentirás, las inversiones de hoy son tu respaldo en el mañana.

Te invitamos a seguir en nuestro sitio y aprender más sobre el negocio fitness.

IR AL BLOG.

 

Nueva llamada a la acción
Comentarios

Te entregaremos contenido 100% relevante para tu gimnasio y centro fitness